Un llamado a estar atentos

Español
Alfonso Elías Quevedo

Un llamado a estar atentos

2 Pedro 1:12-21.

Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones;

Los lectores de Pedro estaban siendo atacados en su fe, especialmente sobre la 2ª. venida de Cristo.  ¿En verdad Jesús regresaría?  Porque si no viene no hay juicio final y por tanto ¿de que preocuparse? Esa era la situación de la Iglesia en tiempos de Pedro, ¿Será la nuestra también hoy?
Pedro llama a estar atentos para no perder la esperanza. Y es la Seguna venida de Cristo, la más grande esperanza; pero cuando se derrumban los ideales, la vida pierde sentido, se sucumbe fácil ante el pecado y la corrupción. Entoncés ¿Cómo recuperar la esperanza? ¿Cómo fortalecerla para que no muera?
Este texto declara que para fortalecer la esperanza es necesario ESTAR ATENTOS…
Atentos a la venida de Jesucristo. Una verdad que se debe predicar con sentido de urgencia, sabiendo del poco tiempo que nos queda Vs. 14. Y que es el mejor terreno para echar raíces. Vs. 16-18.
El sentido de la vida no esta en la fortuna, sino  en el Cristo glorificado, que vio el apóstol en la Transfiguración, Aquel triunfo sobre el mal para siempre y que vendrá para traer justicia duradera. Además estar atentos a la certeza de las Escrituras, que traen luz como “antorcha en lugar oscuro”. El ministerio más hermoso que Ud. puede desarrollar es encender luceros por medio de la Palabra. 
Y es que son Las Escrituras, las que precisamente anuncian la Segunda Venida de Cristo, nuestra bendita  y  “más segura” esperanza. V.19. y ¿por qué es segura? Por el cumplimiento de las profecías pasadas, da certeza en las profecías futuras; porque La Biblia no es invención de hombres, el autor es el Espíritu Santo V. 21. El Espíritu es Maestro por excelencia y es Quien hace que la Palabra de fruto, El conoce la mente de Dios y al oirlo a El oiré lo mismo que oyeron los apóstoles y profetas, tendré certeza de quien es Dios, tendré esperanza en un mundo que no conoce a Dios.

Alfonso Elías Quevedo
Director de Seminario Biblico de las Asambleas de Dios Bogotá Colombia